Quiénes somos

Blanca de Miguel, creadora de El Mercado de las Cucas.

A Blanca de Miguel el carácter emprendedor le viene de familia, una familia que siempre creó y regentó sus propios negocios. Tras dirigir durante años pequeñas empresas familiares, justo antes de abrir El Mercado de las Cucas, Blanca se dedicaba al interiorismo textil. Diseñaba desde camisones y batas, a sábanas, colchas y manteles en materiales de muy alta calidad con un diseño exclusivo y personalizado, con iniciales bordadas, bodoques, vainicas… Artículos únicos de auténtico lujo. Pero apareció la crisis y fueron disminuyendo los encargos.

“A continuación, y sin haber pasado mucho tiempo, se me ocurrió la idea de la compraventa y empecé en un pequeño local, vendiendo cosas de mis amigas, como bolsos, ropa, bisutería, etc; y esto fue aumentando, hasta el punto que me empezaron a ofrecer muebles y me tuve que cambiar de local”, cuenta Blanca . Y así nació El Mercado de las Cucas.

Al ir creciendo, le propuso a su hijo José Luis que le ayudara, y así madre e hijo se asociaron. Tanto uno como otra compaginan el negocio con otra actividad. De hecho, Blanca es educadora de formación y de ahí nace el carácter solidario de la iniciativa. El Mercado de las Cucas colabora con varias fundaciones y ONGs, donde se donan los objetos que no se han vendido después de un tiempo.